¿Cómo entendemos el voluntariado en Susterra?

La acción voluntaria es el resultado de una libre elección, es una opción ética, personal, gratuita, que no espera retribución o recompensa. No hablamos de desinterés, porque la persona voluntaria y la organización, tienen mucho interés y obtienen satisfacción en sus acciones de carácter voluntario. La acción voluntaria sólo existe cuando repercute en otras personas o grupos, cuando su interés es colectivo, general, público… La persona voluntaria no es sólo un valor ético, una actitud, sino una práctica concreta. El voluntariado se hace, es acción, porque lo que cambia el mundo, lo que enfrenta los problemas y las necesidades y ofrece las posibles repuestas o soluciones, es la acción. El voluntariado, por ser algo muy importante, no se puede tratar como una práctica personal, individual, testimonial, íntima… porque el objetivo del voluntariado es mejorar la realidad, transformar el mundo, y hacerlo eficazmente. Frente a la improvisación y la espontaneidad, el voluntariado requiere actuar organizadamente, uniendo fuerzas. Por tanto, la acción voluntaria debe de ser una acción organizada, sistemática, que requiere de la organización, en nuestro caso de la Asociación Susterra, y de los diferentes recursos que poseemos: humanos, técnicos, materiales y económicos.

En el marco Susterra resaltamos la importancia que tanto la Ley 6/1996 de 15 de Enero del Gobierno de España y la Ley 17/1998 de 25 de Junio del País Vasco, otorgan al movimiento voluntario, incidiendo en cómo para que una acción sea voluntaria ha de cumplir ciertas condiciones, como pueden ser:

  • Ha de ser desinteresada, es decir, la persona voluntaria no persigue ningún tipo de beneficio ni gratificación por su ayuda.
  • La acción voluntaria es intencionada, persigue un fin y un objetivo de crecimiento, de mejora (buscar un cambio a mejor en la situación de otras personas o realidades) y legítimo (la persona voluntaria goza de capacidad suficiente para realizar la ayuda y de consentimiento por parte de otras personas u organizaciones que le permiten desarrollar su labor).
  • La acción voluntaria está justificada, es decir, responde a una necesidad real de las personas beneficiarias de la misma. No es un pasatiempo ni un entretenimiento sin más, sino que persigue la satisfacción de una necesidad que hemos definido previamente como tal.

Por último, señalar que el voluntariado complementa la labor de los profesionales de la acción social y nunca debe sustituir ni suplantar esta labor.

Objetivos del Plan del Voluntariado en Susterra

Los objetivos que Susterra se marca de cara a su ejecución por parte del voluntariado de la entidad son:

  1. Objetivos generales
    • Transformar progresivamente la sociedad.
    • Tomar conciencia crítica de forma que toda persona sea consciente de sus derechos y de sus deberes.
    • Promocionar la vida asociativa.
    • Enfrentarse a las causas de la exclusión social.
    • Denunciar y apoyar la erradicación de las injusticias.
    • Implicar a la comunidad en la resolución de los problemas.


  2. Objetivos específicos
    • Apoyar los procesos de inclusión social abiertos en los diferentes barrios.
    • Apoyar los espacios grupales de dinamización educativa (autoayuda, específicos, preventivos…)
    • Acompañar en momentos concretos a las personas jóvenes con proyecto educativo abierto.
    • Diseñar nuevas herramientas dentro del Equipo educativo.
    • Analizar y profundizar en las diferentes lecturas de realidad que se realicen desde el Proyecto Susterra.
    • Favorecer el trabajo comunitario que se desempeña.

Actuaciones previstas dentro de la entidad

Como líneas concretas de actuación donde las personas voluntarias van a desempeñar su labor señalamos las siguientes:

  • Programas socio educativos impulsados por Susterra:
    • Espacios de calle en los diferentes barrios del Distrito Cinco de Bilbao, Santurtzi y Arrigorriaga.
    • Espacios grupales de atención a las necesidades de las personas con proyecto educativo.
    • Acciones de acompañamiento de carácter individual a las diferentes necesidades que puedan presentar las personas jóvenes vinculadas al Proyecto.
    • Acciones y programas de intervención y prevención diseñados por las diferentes áreas del proyecto: Salud y crecimiento Personal, Vivienda, Ocio y Tiempo Libre, Justicia, Formativo-laboral, Convivencia Intercultural, Igualdad,…
  • Programas comunitarios impulsados por Susterra:
    • Participación en programas o actuaciones de carácter comunitario.
    • Participación en la dinamización y/o vinculación de personas con esos programas.
    • Coordinaciones necesarias con otras entidades o agentes de los barrios.
  • Apoyo en tareas de administración y gestión de la entidad:
    • Apoyo en funciones internas de comunicación: Web, revista, diseño, imagen corporativa, difusión,….
    • Participación en tareas de gestión de la Asociación: Juntas, Secretaría técnica, contabilidad, jornadas,…

Derechos y Deberes de las personas voluntarias

La persona voluntaria de Susterra tiene derecho a:

  • Recibir, tanto con carácter inicial como permanente, la información, formación, orientación, apoyo y, en su caso, medios materiales necesarios para el ejercicio de las funciones que se les asignen.
  • Ser tratados y tratadas sin discriminación, respetando su libertad, dignidad, intimidad y creencias.
  • Participar activamente en la organización general y cotidiana, colaborando en la elaboración, diseño, ejecución y evaluación de los programas, de acuerdo con los estatutos de la Asociación Susterra.
  • Ser asegurados y aseguradas contra los riesgos de accidente y enfermedad derivados directamente del ejercicio de la actividad voluntaria.
  • Obtener el respeto y reconocimiento por el valor social de su contribución.

Las personas voluntarias están obligadas a:

  • Cumplir los compromisos adquiridos con la Asociación Susterra, respetando los fines, la metodología y la normativa de la misma.
  • Guardar, cuando proceda, confidencialidad de la información recibida y conocida en el desarrollo de la actividad voluntaria.
  • Respetar los derechos de las personas beneficiarias.
  • Actuar de forma diligente y solidaria.
  • Participar en las tareas formativas previstas por Susterra de modo concreto para las actividades y funciones confiadas, así como las que con carácter permanente se precisen para mantener la calidad de los servicios que presten.
  • Respetar y cuidar los recursos materiales que pongan a su disposición las organizaciones.

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Asumimos que lo aceptas, de lo contrario puedes desactivarlas si lo deseas. Ver nuestra Politica de cookies.

Acepto la politica de cookies